El Manifiesto de la Maternidad

Desde hace unos meses estoy escuchando el audio libro The Gifts of Imperfection de Brene Brown anteriormente leí varios de sus libros y debo decir que los ame, pero esté en especifico fue una revelación para mí, y me encanta como habla sobre la compasión, los límites y la autoestima. Desde que me convertí en madre, supe que la crianza no se trata solo de criar o alimentar y cubrir sus necesidades a otro ser humano, se trata de explorar, desempaquetar y lidiar con el equipaje personal que puede afectar la forma en que se crían nuestros niños.

Es nuestra capacidad de aceptar la imperfección lo que nos ayudará a enseñar a nuestros hijos a tener el coraje de ser auténticos, la compasión de amarse a sí mismos y a los demás, y el sentido de conexión que le da verdadero sentido y significado a la vida», afirma el Dr. Brown . The Gifts of Imperfect Parenting es un libro práctico y esperanzador para criar niños que saben que son dignos de amor, pertenencia y alegría.

La maternidad no era algo a lo que aspiraba mientras crecía. La llegada de Amelié planteó tantas preguntas inevitables como, «¿Qué hace una buena madre?” Uno pasa soñando despierto o construyendo expectativas de la maternidad, después de escuchar Dr. Brown  decidí crear mi propio manifiesto producto de mis experiencias en la maternidad hasta el momento y tomando en cuenta que soy una mamá imperfecta.

El Manifiesto maternidad Imperfecta es una lista de cosas que definen mi enfoque de la crianza al mismo tiempo que establezco expectativas saludables para mí. Redoble de tambores por favor

 

Como madre, lo haré …

Impulsaré a mis hijos para que sean las mejores versiones de ellos mismos. No que cumplan mis expectativas ni sueños frustrados =) permitiré que sean su propia persona, con sus propios intereses y sus propias decisiones. No son copias en miniatura de mí o su padre. Les encantan los Dinosaurios, actividades al aire libre y las clases de fútbol yo preferiría clases de música o ballet. Parece un esfuerzo desperdiciado tratar de moldear a los niños en algo que yo quiero que sea.

No les enseñaré, amaré ni mostraré nada a la perfección, pero dejaré que me vean, y siempre tendré el don de verlos sagrado. .

No pretendo tenerlo todo resuelto.

Muchas veces les he contado que tengo días de días, unos en los que meto ropa al horno y otros en los que por fin siento que he ganado suficiente experiencia para ser buena en este concierto de mamá y sentirme satisfecha pero . ¿Cuánto duran las victorias de crianza? Tal vez unas semanas? ¿Diez minutos? Antes de darme cuenta, volví a Google para obtener más respuestas.

Me permito INSPIRARME por otras mamás.

Esta es una lección que aprendí a través de la observación y la verdad creo que a veces todavía caigo en esto de manera negativa pero trato de transformarlo. ¿Cuántas nos comparamos con las vidas o un momento fugaz en la vida de lo que parece ser una madre de Instagram impecablemente elegante, con sus 6 hijos, en una sala de juegos digna de Pinterest? La respuesta todas lo hacemos el objetivo es volcar esto y no ver lo que me hace falta para esa vida perfecta si no agradecer por la que tengo y que puedo aprender de esa mamá fijo tienen muchos tips para criar niños.

Me rio de la lucha.

¡La risa es la clave de la supervivencia, amiga mía! Mis hijos tienen una manera de desgastar los nervios que ni siquiera sabía que tenía. ¿Alguna vez has perdido una discusión con un niño pequeño? Con suerte, tendré algunas historias divertidas para contarles a mis futuros nietos.

NO me disculpo por mis hijos siendo niños.

Como madre, soy responsable del resultado de su comportamiento, pero me niego a sentir lástima o vergüenza cada vez que rían a carcajadas en un restaurante o quieran algo del supermercado a veces los adultos quieren vivir como si no existieran los niños y olvidan que alguna vez lo fueron, se molestan por tus hijos jugando en un parque o cuando lloran en un avión lo siento ellos son pequeños yo debo guiarlos y enseñarles comportamientos acertijos pero jamás debo frenas sus etapas.

Aprenderá mirándome cometer errores y hacer las paces. No somos perfectos cometemos errores diarios y le muestro a mis chicos eso todos los días, a veces mamá tiene un mal día y otras solamente quiere jugar y eso esta bien me doy permiso de ser yo misma con ellos para que aprendan que pueden ser auténticos y seguros. 

Le doy a mis hijos todas las oportunidades y experiencias que pueda -PERO- No me sentiré culpable por lo que no puedo.

Todos quieren darles a sus hijos una vida mejor. Al final del día, solo podemos hacer nuestro mejor esfuerzo y eso tendrá que ser lo suficientemente bueno.

Escribir el ‘Manifiesto de la Maternidad’ me hizo darme cuenta de que hay tantos sentimientos negativos que como padres nos ponemos a : CULPA, ENVIDIA, CELOS, PERFECCIÓN, ¡pero no tiene por qué ser así! ¡Establecer expectativas saludables es la base de una maternidad feliz y muy posiblemente VIDA!

Acá pueden descargar El Manifiesto del Libro The Gifts of Imperfect Parenting!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.