La llegada de un hermanito

1501697_863404063685046_2088011138_n

Con la llegada de un hermanito, los celos son un sentimiento normal en los niños. Y es que la vida les cambia mucho con la llegada del bebé.

Recuerdo que al principio mi pequeñita me decía «tu tienes la culpa de que mi mundo cambie por tener campo en tu pancita ahora cuando nazca mi hermanito donde va dormir».

Si hasta ese momento ella era el centro de atención, ahora las visitas fijan su mirada a las locuras de su hermano. Por todo ello y para evitar que lo pasara fatal, tuvimos que ayudarle a entender la nueva situación.

EL PROCESO DE ADAPTACIÓN

Hay muchas medidas que puedes hacer para facilitar el proceso. Por ejemplo:

  • Permitirle que mire y acaricie al pequeño con cuidado tanto como quiera.
  • Deja para más tarde el cambio a su cuarto o nueva cama, para que no se le junten demasiadas cosas al mismo tiempo.
  • Pide a los familiares y amigos que cuando vayan a verlos, le den atención a los 2 niños.
  • Todos los días dedícale un ratito , aunque sean sólo unos minutos, dibujando o jugando. Estos momentos lo hacen sentirse especial y le recuerdan que también eres su mamá, no sólo la del bebé.
  • Deja que sea él quien entretenga al bebé.
    Los niños suelen tener una idea bastante clara de cómo divertirse: les gusta cantar, bailar o hacer piruetas, y los bebés son un público muy agradecido, tu pequeño no sólo gozará con la atención que le prestas, sino que probablemente se sienta orgulloso de poder hacer reír a su hermanito.
  • Si tu hijo mayor ya tiene más de 3 años, puedes pedirle consejos para hacerle sentir importante. Por ejemplo, le puedes preguntar: “¿Crees que al bebé le gustaría la camiseta roja o verde?”

Cuando te diga cosas como “¿cuándo lo devolvemos?”, respóndele con cariño que el bebé forma parte de la familia y que no se irá , y que tenga paciencia por que pronto podrá jugar con el.

SIGUE SIENDO MUY PEQUEÑO

Que el hijo mayor participe en los cuidados del bebé es bueno: le hace sentirse útil.Sin embargo, hay que evitar que considere su “ayuda” como una obligación, porque esto le agobiaría y le impediría sentirse feliz consigo mismo y con su hermanito.

ANTE TODO, CARIÑO Y PACIENCIA

Si eres cariñosa con los dos tu actitud serena y tus muestras de afecto hacia los dos reyes de la casa acelerarán su proceso de adaptación.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.