¡ Pensando en traer un cachorro a casa !

En casa somos amantes de los animales, todos adoramos a los perritos y nos derretimos cuando vemos uno. Por lo que desde hace algún tiempo estamos pensando en traer un integrante peludo a nuestro hogar, pero antes tenemos que considerar muchas cosas y estar seguros. Un nuevo cachorro cambiará la dinámica de la casa. Debemos asegurarnos de que toda la familia esté lista para el cambio.

Preparando a la familia

Nos vamos a enamorar de una carita dulce y llena de pelos, todos lo hacemos. Pero tenemos mucho que considerar: el compromiso de tiempo, ambiente familiar, la planificación, la atención veterinaria entre otros. Tenemos que analizar la motivación exacta para tener un cachorrito, cómo familia es importante que todos estemos dispuestos a aceptar una mascota en casa y si su compromiso con ella es a largo plazo.

Además, de preparar a nuestra familia, debemos tener en cuenta que cosas necesitará nuestro nuevo integrante una vez llegue a casa, y para esto, mis amigos de Dog Chow® comparten una linda infografía con los artículos esenciales con los cuales debemos prepararnos previo a su llegada.

Todos los beneficios

Generalmente, todos los niños sueñan con tener un perrito y no podemos olvidar el montón de beneficios que ellos traen a la vida de nuestros hijos en gran medida la decisión de incluir este nuevo integrante a la familia es gracias a estos beneficios.

Nos enseñan sobre la responsabilidad ya que tener un perrito no es todo juegos y mimos también es sacarlos a correr, servirles la comida y cuidar su salud. Descubrimos que el tener una mascota ayuda a los niños a mejorar sus habilidades físicas aumenta la autoestima (cómo no va a ser así, si en casa hay un ser peludo que no te juzga y te ama tal cual eres).

Amor Familiar

¿Pero saben que me tiene totalmente convencida de que necesitamos un peludo
en nuestras vidas? Los perros ayudan a tener un vínculo más fuerte con todos los integrantes de la familia, sobre todo los niños, si cada uno tiene una tarea específica con el cachorro, pues aprenden a compartir, a amar a un mismo ser y a trabajar en equipo.

Un perro te llena de amor y alegría, y lo sé porque de pequeña tuve excelentes amigos peludos que me acompañaron en mis alegrías, tristezas, triunfos, amores y desamores, y sin importar lo que diga o haga, siempre estaban ahí moviendo sus colas, babeándome un poco, y llenándome de amor todos los días.

¿Ahora que raza deberíamos tener? Me encantaría escuchar sus recomendaciones…

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.